Classics Heart Beat Manufacture: Un nuevo rostro para el icono de Frederique Constant

Classics Heart Beat Manufacture: A new look for the Frederique Constant icon
Dotado de la famosa abertura Heart Beat a las 6 horas y de un clasicismo reivindicado, el Classics Heart Beat Manufacture presenta hoy un rostro inédito con una nueva esfera, nuevos índices y una nueva caja de 39 mm en dos ediciones limitadas en oro rosa de 18 quilates (93 piezas) y acero (930 piezas). El rediseño de una pieza de culto de la Maison, la que marcó el comienzo de la era de los movimientos de Manufactura en Frederique Constant. Equipado con el calibre de manufactura FC-930-3, este último es el orgulloso descendiente del calibre FC-910, el primer movimiento desarrollado internamente en 2004.

El Classics Heart Beat Manufacture incorpora los valores sobre los que se construyó Frederique Constant: la esencia de la artesanía y las tradiciones relojeras centenarias en un reloj de elegancia atemporal, disponible a un precio asequible.

Pero aún más, el Classics Heart Beat Manufacture allanó el camino para la aventura de la Manufactura Frederique Constant al albergar su primer movimiento desarrollado in house en 2004, el calibre FC-910 Heart Beat Manufacture, entonces de cuerda manual. Firma de la Maison, parecía obvio que este último debería rendir homenaje a esta emblemática abertura en la superficie de la esfera, introducida en 1994, que permite admirar el corazón palpitante del reloj: su escape. Unos años más tarde, este calibre evolucionó para llamarse FC-930 y convertirse en el primer calibre de manufactura automático de la Maison.

Cuando desaparece la coma

En 2022, Frederique Constant reactualiza el Classics Heart Beat Manufacture y le da un nuevo rostro. Desde 2004, la abertura Heart Beat adoptó una geometría muy particular en forma de “coma”. Un diseño que permitía al escape colarse en la esfera de forma dinámica y atípica. Hoy, esta coma se difumina en favor de un círculo perfecto.

Situada a las 6 horas, se acerca al espíritu de los tourbillones que la Alta Relojería también tiene la costumbre de ubicar en el mismo lugar. Una estética tradicional que acerca al Classics Heart Beat Manufacture a los nobles cánones de la relojería. Auténtico emblema de Frederique Constant, la abertura Heart Beat se diseñó por primera vez hace casi 30 años, en 1994. Diseñada, pero no protegida: este diseño nunca ha sido registrado. Dado el éxito de la pieza y el vacío legal que permitía su explotación de propiedad pública, la abertura Heart Beat ha sido copiada muchas veces. Sin embargo, los coleccionistas lo perciben como una seña de identidad de la casa ginebrina.

Clasicismo en todo su esplendor

Los nuevos índices se han diseñado en el mismo espíritu clásico, reforzando así la elección de una pieza con espíritu patrimonial, pero no solo eso. Porque en su añada 2022, el Classics Heart Beat Manufacture luce números romanos especialmente diseñados para su nueva caja de 39 mm, en homenaje al primer modelo Heart Beat Manufacture, que tenía el mismo diámetro.

Estos nuevos índices, más delgados y sutiles, sobrevuelan una esfera lacada en blanco y están acompañados por una minutería ferrocarril, que acerca la pieza a los estándares de hace un siglo. Pero para no romper con la inspiración original que ha animado la colección desde su creación, la Manufactura ha retomado las agujas negras tal y como se diseñaron en 2004, con una finísima aguja tipo "hoja" para los minutos, complementada con una aguja tipo "corazón” para las horas.

Dos series muy limitadas

Se ha conservado la famosa corona “cebolla”, también propia de un diseño clásico, así como el movimiento de manufactura que le da cuerda. Es el calibre FC-930-3 que late a 28.800 alt/h y garantiza 38 horas de reserva de marcha lo que da vida a la Classics Heart Beat Manufacture, desarrollado y ensamblado en el taller ginebrino de Frederique Constant. Decorado con fino perlado y Côtes de Genève, se puede admirar a través del fondo abierto del reloj.

Ahora anima a dos series muy limitadas. La primera está realizada en oro rosa de 18 quilates con una correa de piel de aligátor marrón y está limitada a 93 piezas. La segunda es de acero con correa de piel de aligátor negra y está limitada a 930 piezas.

Una Manufactura relojera

Durante casi 35 años, la Maison Frederique Constant ha fabricado 30 calibres Manufactura, desarrollados y diseñados internamente. Encontramos movimientos mecánicos tan importantes como el FC-705 (Moonphase), el FC-718 (Worldtimer), el FC-760 Flyback Chronograph, el FC-775 (calendario perpetuo), el FC-975 (tourbillon calendario perpetuo) o el FC-810 (Monolithic). Mecanismos complejos que dan fe de la experiencia relojera de la Maison que, sin embargo, han sido diseñados de tal manera que garantizan la misión de Frederique Constant: hacer accesible la relojería de lujo.

Read more

In 2022, Frederique Constant sets sail for a prestigious celebration of Italy and its legendary runabout yachts

En 2022, Frederique Constant rinde un resplandeciente homenaje a Italia y a sus míticos yates runabout

Frederique Constant becomes Official Timekeeper of the European Cricket Championship 2022

Frederique Constant becomes Official Timekeeper of the European Cricket Championship 2022

Classics Art Déco Carrée: plays of shapes and volumes

Classics Art Déco Carrée: Juego de formas y volúmenes