Highlife Ladies Automatic : ¡Una colección en oro!

Highlife Ladies Automatic : A golden collection!
La colección Highlife de Frederique Constant se enfoca decididamente hacia el momento presente. Abraza los contornos de su tiempo, se apropia de las tendencias actuales y continúa siendo elegante y descarada al mismo tiempo. Siguiendo esta línea, las nuevas creaciones femeninas Highlife Ladies Automatic presentadas en 2022 proponen dos versiones brillantes de 34 mm adornadas con baño de oro amarillo: la primera abrazándolo por completo, mientras que la segunda, bicolor, lo alterna con el acero. Estas últimas están equipadas con el emblemático brazalete integrado e intercambiable, distintivo de la colección, y se entregan con una correa adicional de caucho blanco.

Lanzada en 1999, la colección Highlife marcó la historia de Frederique Constant. ¡Tras su regreso en 2020, es más moderna que nunca! Después de varias versiones urbanas, deportivas, de joyería o aventureras, Frederique Constant inaugura el año 2022 con dos nuevas propuestas que apuestan por el glamour chic.

El más preciado de los Highlife Ladies Automatic

Los diamantes son para siempre, pero también lo es el oro. Durante un tiempo eclipsado por sus versiones en rojo o rosa, el oro amarillo está volviendo con fuerza. Apreciado por su autenticidad, su luminosidad natural y su pureza, vuelve a consolidarse como un clásico atemporal. Viste el cuello, la oreja, el dedo, pero también la muñeca con calidez y brillo. Frederique Constant compone su nuevo Highlife Ladies Automatic maridando estos dos clásicos: el oro amarillo y los diamantes. Su caja de 34 mm está completamente chapada en oro amarillo, al igual que su brazalete, índices y agujas. Estas últimas sobrevuelan 8 índices de diamantes auténticos, complementados con una ventanilla de fecha a las 3 horas, cuyo borde también está chapado en oro.

Para resaltar mejor la rica paleta de reflejos que ofrece el oro amarillo, Frederique Constant ha optado por una amplia gama de acabados que alternan superficies mates y pulidas. Lo mismo ocurre con el bisel con pulido espejo para enfatizar la armonía de su círculo perfecto, el cual se replica doblemente. Por un lado, en el corazón de la esfera, con la representación grabada del globo terrestre, firma estética de la colección Highlife; y, por otro lado, en el anillo de engaste de cada diamante, cuyo brillo se refleja con infinita pureza. La delicada caja curva presenta un acabado satinado, cuyo ángulo sigue cada línea del diseño Highlife, hasta el borde central, donde se despliega un brazalete completamente chapado en oro. Este alterna dos eslabones satinados con un eslabón central pulido: un notable trabajo de acabado que manifiesta el aprecio de la manufactura Frederique Constant por la artesanía ginebrina de la que es digna representante.

Esta correa tan chic e impactante se complementa con una correa adicional en caucho blanco y una hebilla ardillón chapada en oro, lo que permitirá que la pieza pase de la alfombra roja al look urbano en un abrir y cerrar de ojos y sin herramientas.

Mix & Match: oro y plata por partida doble

Al mismo tiempo, el Highlife Ladies Automatic ofrece una segunda versión. ¿Por qué elegir entre tonos dorados y plateados? La pieza ofrece ambos tonos, articulados en torno a un principio simple: las superficies antes doradas, ahora están disponibles en acero, mientras que las demás superficies presentan un baño de oro amarillo pulido espejo. El resultado es una increíble alternancia de tonos, metales, acabados y reflejos. De modo que la pieza no apuesta por la armonía suave, sino que se atreve con el contraste fuerte, la complementariedad. El acero, crudo y moderno -que recuerda a la arquitectura de las grandes megalópolis-, juega con el oro pulido, brillante, deslumbrante, que reflecta sus más mínimos reflejos. Un juego de oposición absolutamente sutil, lúdico y poético, para aquellas cuyo carácter asertivo se niega a elegir entre tradición y modernidad, entre traje de noche y jeans y camisa.

Al igual que su homólogo completamente revestido de oro amarillo, esta novedad también se ofrece con una correa de caucho. Permitirá tanto reforzar el espíritu moderno y urbano del acero, como equilibrar un brillante chapado en oro amarillo, reluciente y deslumbrante. Y para estas dos prestigiosas piezas, Frederique Constant ha elegido un calibre automático con una reserva de marcha de 38 horas, profusamente decorado con un motivo acaracolado y visible a través del fondo abierto.

Read more

Classics Heart Beat Automatic & Classics Index Automatic: Classicism in its pure form

Classics Heart Beat Automatic & Classics Index Automatic: clasicismo en estado puro

Frederique Constant becomes Official Timekeeper of the European Cricket Championship 2022

Frederique Constant becomes Official Timekeeper of the European Cricket Championship 2022

Classics Worldtimer Manufacture: 10 years of travel embodying the history of Frederique Constant

Classics Worldtimer Manufacture: 10 años de viaje encarnando la historia de Frederique Constant